SANCHISMO

Durante unos días los medios se han hecho eco de una noticia debidamente filtrada respecto a que se comentaba que en breve, sin concretar, se podía producir un relevo ministerial que, según el tono de lo trascendido, seria de poca importancia. Y seguidamente, en 48 horas, se nos proporciona el alcance de tal cambio: una amplia crisis  que afecta tanto a los cargos de directa dependencia presidencial como a los de  militancia del PSOE, no a ninguno de la otra parte de la coalición de gobierno, los de Podemos. Y he aquí, con ello, una primera nota de estricta naturaleza “sanchista”: pese a que la primitiva alianza entre ambos partidos se había visto seriamente amenazada con la marcha de Pablo Iglesias, y ello sin afectar a la inmutabilidad de Pedro, y que en los recientes días se ha efectuado una consciente y muy importante provocación a cargo de Alberto Garzón (ministro de Consumo) con su extemporáneo ataque al consumo de carne, tan premeditadamente impopular como el aumento de impuestos, ni dicha cartera ni ningún cargo del conglomerado “podemita” se ha visto tan siquiera rozado.

Si los continuadores de Iglesias pretendían poner a prueba la coalición e, incluso, provocar una crisis de profundidad con caída del gobierno –“cuanto peor mejor”, viejo principio del juego sucio político- no lo han conseguido. Sánchez los ha descolocado y ha hecho inútil tal “tour de force”.

Sí, sin embargo, el presidente se ha lamido las heridas provocadas por las estupideces o los errores de sus mas cercanos y seguros colaboradores, especialmente de al menos dos: su “factótum” Ivan Redondo (artífice, según fue filtrado, del inútil triunfo de  Illa en Catalunya), y de José Luis Ábalos servidor todoterreno definitivamente marcado por la chapuza del avión venezolano. En cuanto a Ivan, respecto a quien se atribuye su previo deseo de dejar, temporalmente, la política activa, su desastrosa estrategia murciana que pretendía el triunfo reforzado del PSOE en tal feudo de la derecha mas rancia y caciquil –“mata al rey, y vete a Murcia”, aconseja y define un centenario adagio popular- asi como haber sido el promotor del desastre de la candidatura de Gabilondo en las elecciones de Madrid que dieron el triunfo a Díaz Ayuso ha precipitado su marcha a espacios mas tranquilos

Nada nuevo en el proceder “sanchista”. ¿O acaso hay que olvidar el conflicto interno en Ferraz que enfrentó hace unos años a Pedro y a Susana Díaz con acusaciones al hoy presidente de prácticas nada democráticas?. Lo imprevisible, el actuar mas heterodoxo constituiría ya el signo de identidad del “sanchismo” ahora ratificado.

Hoy el presidente ha echado mano a la demagogia del mas descarado feminismo convirtiendo a su gabinete en record segundo de mujeres en tareas de gobierno manteniendo, además, el marchamo izquierdista que le proporciona el ahora desorientado “podemismo”. Pero que estos no se confíen, Sánchez lo que pretende es salvar la actual situación, fortalecerse vía encuestas con estos gestos depurativos y de escaparate feminista y, cuando se vea seguro, ¡adiós a Yolanda, a Ione, a Irene y para qué decir a Garzón como sus miembros mas destacados en el actual gobierno.

Que nadie se engañe, el “sanchismo” es una realidad que esta por encima y al margen del PSOE y hasta del propio socialismo como propuesta ideológica, un factor político tóxico que se retroalimenta sin posibilidad de racionalidad y con positivismo para la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Partido Carlista de Madrid +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.