La pasta, pastita, pastón de Juan Carlos de Borbón.

Este es un país de hipócritas y gente que aparenta. Hace siglos se echaban migas de pan sobre el pecho para aparentar que habían comido aunque no fuera así. Está en la mejor literatura. La España del hambre quería parecer lo que no era y para eso era capaz de cualquier cosa, hasta de lo mas infame. En todos los medios vemos a diario gentes del Partido de la Equidistancia, Doña María Claver, de la foto de Colón, ex funcionaria del PP, como Marhuenda creo, y periodista, boca incansable y cansina de los sábados en la Sexta por la noche, interrumpidora diplomada en filibusterismo parlamentario USA, aunque no sea diputada, acaba de reafirmar una vez más hace unos minutos la historia interminable de los servicios prestados a España por Juan Carlos de Borbón presunto y publicado Gran Traedor de la Transición a los ingenuos españoles reconciliados, según afirma la Fundación Francisco Franco, cuyo General Chicharro tiene previsto actuar en actos de la CTC en breve, toma del frasco franquista…, miembro de la Iglesia de la Presunción de Inocencia que ninguno discutiremos, faltaria más en la España de los vasallos y las instituciones tortugas, donde a Rocío Monasterio no la inculpan por lo burdo de su presunta impostura y falsificación penal, doctrina judicial para el Mundo Mundial. Pero íbamos a hablar del Emérito y su calderilla, eso tras enterarnos más y más que aparte de las cifras oficiales que nos cuesta la Monarquía y que dicen los voceros es de las mas baratas del mundo, pues resulta que diversos ministerios e instituciones se hacen cargo de un montón de gastos y nóminas de gente adscrita a la Cosa. Eso es hacer trampa señor Marlaska, por citar uno. El total y desglose ni se conoce ni se conocerá, recuerda a aquello del jarrón chino González sobre el GAL sobre que no se sabría, y no se supo pero algo sí y el resto lo sospechamos

 

Que si hace un año que se marchó, que si está que trina por volver, que puede hacerlo cuando quiera, en realidad cuando su hijo y el Gobierno lo consideren conveniente, dado que los escándalos financieros que le rodean van saliendo como piezas de dominó y van a más. No ya lo de las comisiones, no ya lo de la denuncia de su ex amante primordial, llamemos a las cosas por su nombre y librémonos de la hipocresia cortesana ahora que sabemos que la entrevista a la abuela de Letizia para OKDiario, para ser conocida tras su muerte, nunca se publicará entera dado lo radical de sus opiniones sobre TODO. Curiosa concepción del periodismo la de ese digital que tanto exige, y miente, según sentencia, sobre Podemos y ahí pasa volando cual mariposilla indamarhuendística encima de brasas. En fin, cada uno es como es.

 

Pero la pasta, pastita, pastón??? de Juan Carlos Borbón sigue siendo un secreto de Estado, parecido al paradero del Arca de la Alianza ¿Como es posible que un Jefe del Estado tuviese dineros fuera de España, que tanto le debe, en presuntos paraisos fiscales? Sin  pagar a Hacienda, asunto salvable mediante chivatazos oportunos sospechados y regularizaciones chapuceras, parece que regularizó mas de lo que le tenían localizado y si es verdad si que es chapuza, a la altura de la Kitchen por lo menos. Y de donde venía ese dinero si teníamos un Jefe del Estado a quien se puede calificar de Pobretón dados sus bienes propios conocidos ¿Era un lince en los negocios como algunos otros regios de Europa? A los otros les han pillado mas o menos y se han salvado por los pelos. ¿De donde sacaba tiempo entre actividades oficiales, viajes ocultados a países del Golfo, según acaba de saberse y su afición principal? No sabemos lo que opina Lorenzo Lamas al respecto pero cuando uno tiene esas irresistible inclinaciones por las bolsas y los bolsos lo decente es dejar el mundo oficial y hacerse el Faruk (monarca egipcio fallecido, amigo de la buena mesa y otros defectillos y exiliado asiduo de Montecarlo). Muchos se lo habríamos agradecido. Y mejor para él, y encima inviolable “después” según quieren hacernos creer los pelotas titulados. Habría sido mejor imagen que la de una señora en el Reino Unido pidiendo una orden de alejamiento contra El. ¿Y quieren que vuelva urgentemente? ¿Cuantos capítulos nos quedan por conocer del culebrón? A  lo mejor Inda o Villarejo lo saben, el Gobierno posiblemente no.

 

En cambio vivimos en un sin vivir similar a un descenso de división del equipo de nuestros amores, jornada a jornada, cuenta a cuenta, paraiso tras paraiso, testaferro tras testaferro… La temporada televisiva de los telediarios promete ser apasionante. Y los tontos seguirán hablando. Pues nada, presunción de inocencia, nadie mueve ficha, no hay imputaciones, no pasa nada, tranquilidad y calma chicha. El rabia por volver y la fiscalia suiza trabaja despacito pero nada preocupante y el Gobierno mira a lo lejos para no ver y el PSOE vota con el PP y VOX no investigar nada en las Cortes, 14 veces han votado ya la negativa. Eso si que es ser demócratas, progresistas y no se me ocurre que más, encubridores no, no vayamos a enredar las cosas.  Esta es una democracia plena dicen, que debe mucho a  Juan Carlos de Borbón. héroe de la Transición Pero la Ley Mordaza sigue vigente, y los desahucios siguen y las multas de la pandemia se anulan. Chapuza nacional. Esto es España, caballero… Y la Reforma Laboral, largo me lo fiais, decía el clásico. No hablemos de calderillas borbónicas, es de mal gusto en muchos sitios.

Caradeplata.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Partido Carlista de Madrid +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.