DOÑA EMILIA

 

Uno de los grandes problemas del Carlismo, del Partido Carlista, ha sido el sobreponer la acción directa a la elaboración o conocimiento de lo propio intelectual. Ello ha provocado, desde siempre la evasión o, aún más, la deserción de intelectuales -me refiero especialmente a escritores-  de valía reconocida al margen de su anterior u oculta ideología. Viene este preámbulo a cuento de la conmemoración estatal del centenario de la muerte de Emilia Pardo Bazán cuyos gestos de mítica feminista, de mujer libre y de insigne escritora aparecen como anécdota  en el enorme bosque de mediocridades y raras excepciones de inteligente escritura que han poblado el XIX y hasta mantenido el mito generacional del 98.

Cuando raramente hemos reivindicado la figura de la autora de “Los pazos de Ulloa” (así en El Federal de nov. 2004) el escrito ha quedado como uno mas para completar páginas, y sin embrago que los carlistas olvidemos a Dª Emilia constituye un dato mas de la obsesión carlista por ir a lo útil transitorio olvidando los cimientos y actores de nuestra racionalidad existencial.

Un reciente artículo (El País, 8 de junio) nos recuerda que el vacío de ese flanco, el intelectual, sigue persistiendo. Empezaba lo publicado en el diario madrileño con esta pregunta que es una entera descripción/biografía la carlista-feminista mas famosa y reconocida de, tal vez, la entera intelectualidad peninsular compaginada en el 98: “¿Se puede ser católica y feminista radical, tradicionalista y fascinada por la ciencia; madre de tres hijos y defender que la maternidad es una opción y no una obligación para la mujer; conservadora y progresista, carlista y cosmopolita?. Emilia Pardo Bazán fue todo eso y mucho más.”

Obsérvese que el autor de esas líneas sutilmente hace un inteligente distingo. Por una parte la califica como “tradicionalista” para seguidamente encuadrarla políticamente como “carlista”, y es cierto: la Pardo Bazán amaba las tradiciones de su patria gallega, sus gentes y su forma de ser, pero políticamente era otra cosa, era “carlista”, una adscripción ideológica de su juventud y que -como persona inteligente- quiso contrastar, revalidar, de forma directa, y así en 1887 aprovechando que un periodista de “El Imparcial” iba a ser recibido por Carlos VII en Venecia lo acompañó pudiendo de ese modo conocer personalmente el pensamiento del mítico y excepcional caudillo carlista, de quien oiría, según escribió tras la visita que “otra guerra civil no habrá en España mientras yo viva”, e incluso interpretarle la idea de “la necesidad de conciliar a las dos Españas rivales”, opiniones que escandalizaron a la reacción provocando tras la negativa de Don Carlos a rectificar que se produjera al siguiente año la escisión integrista

Nuevamente la reacción carcomía al carlismo e impedía que el suspiro impotente de la escritora confirmara lo que pensaba cuando tras la visita abandonaba la residencia de Don Carlos en Venecia: “Allí se quedaba tal vez el remedio y la salvación de España”, escribirìa desalentada.

La Pardo Bazán, otro valor perdido, como sucedió con Valle, Unamuno, Castroviejo, Vayreda…, una victima mas del negro cerrilismo tradicional-integrista. Años después de su muerte, en 1936 su semilla carlista quedó ratificada y sacrificada con el asesinato en una cheka de Madrid tanto de un hijo como de un nieto, ambos militantes del partido. Un hijo llamado Carlos, hermano de otra hija de Dª Emilia con el nombre de Blanca, algo muy similar a los nominativos que el autor de las Sonatas impuso a los suyos.

Son los demás -¡Ay!- quienes nos han de recordar que la hoy homenajeada en una gran exposición en la Biblioteca Nacional de Madrid, muestra casi única, aunque si la mas excelsa feminista del excepcional 98, era carlista.  E.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Partido Carlista de Madrid +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.